Entradas

LLEVAN MUCHO TIEMPO JUGANDO CON FUEGO ¿CUÁNDO ARDERÁN?

Para la troika y sus peleles, el problema no son las alarmantes cifras de desempleo juvenil. El problema, es que se han dado cuenta de que los jóvenes también hemos adquirido la mala costumbre de comer, pagar facturas, el alquiler, adquirir bienes y querer ser independientes. Si por ellos fuera nos hacían contratos: en prácticas, temporales, obra y servicio, hasta los 50 años. Eso en el caso de que te hagan contrato, claro.

Cada vez que un político comparece animando a los jóvenes a seguir formándose cuando se han retirado becas y aumentado el precio de las matrículas de forma desorbitada, a trabajar gratis con la excusa de adquirir experiencia, o a marcharse fuera del país para ampliar su formación y revertir conocimiento en un futuro al país. Cada vez que esto ocurre nos están insultando. Me pregunto, ¿qué legitimidad tienen para hablar de los problemas sociales, si no los experimentan, si no están al lado de las poblaciones que l…

SALVAR EL MUNDO: PULSA "LIKE"

Pensar que pulsando "me gusta" en una imagen que muestra algunas miserias, fruto de los actos miserables de la humanidad, estas contribuyendo, ayudando, sensibilizando, etc. Es precisamente una de las cosas que me dejan perplejo, se trata de una estrategia que muestra la capacidad de las redes sociales para manipular, engañar y hacer a las personas más estúpidas, ignorantes e impasibles. La idea de que sentado en tu sillón frente al ordenador puedes ayudar e incluso hacer la revolución social, es a mi parecer una patética y peligrosa idea que puede hacer que toda la mierda en que vivimos se perpetúe, o al menos pienso que es lo que se plantean quienes promueven estas prácticas.

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA SIN CIUDADAN@S

No sorprende que el gobierno fascista español quiera erradicar definitivamente la asignatura "educación para la ciudadanía". Y es que en un contexto en el que los derechos sociales, culturales, políticos, etc. -que comporta el débil e insuficiente Estado del Bienestar, y que promulga los valores de una democracia incompleta- están siendo duramente aniquilados. Entonces, ¿qué sentido tiene impartir una asignatura que eduque a la ciudadanía para ejercer su condición de ciudadanos/as en un sistema que empobrece y esclaviza? Sería pura ficción, nada más lejos de la realidad: educar sobre aspectos que se están desmantelando. Lo que el estado se propone no es educar a personas en condición de ciudadanos: autosuficientes, críticas, reflexivas, sino que el objetivo es crear personas obedientes, sumisas, individualistas, esclavas y faltas de creatividad. Para eso señores y señoras la religión es una medicina perfecta, y ahora el Estado español -como es propio en los regímenes totalit…

¿EXILIO O ESPÍRITU AVENTURERO?

Se puede decir que somos la generación de jóvenes más cualificados, hiperespecializados, y al mismo tiempo más inutilizada, no rentabilizada y desaprovechada por la misma sociedad que contradictoriamente invierte su capital social, cultural y económico en nuestra formación, nos cualifican, nos instruyen para un futuro del que no formamos parte. Como pueden tener el descaro de llamarnos "jóvenes promesas" sin atender que somos jóvenes promesas a las que no nos han dejado nada, ni que prometer, ni con que encender en ese lugar del que formamos parte porque es parte de nosotros/as mismas donde nos gustaría permanecer y contribuir. Resulta que ese lugar se ha convertido en la jaula contra la que utilizamos a diario nuestra inteligencia, invirtiendo tediosos esfuerzos para crear una salida a la mediocridad. 
Hoy día, el éxodo se produce de forma silenciosa, pero dejando una estela ruidosa de dolor y que no deja indiferente ni al que escapa ni al que se queda atrapado. Irónicament…

ALGO SOBRE MI

Nunca fui nada bueno a la hora de memorizar. Cuando descubrí que además que la memoria existen otras formas de aprendizaje, más útiles, más complejas y que me iban mejor, además de que permiten a uno liberarse de las garras de la reproducción mecánica y sin sentido de lo que otros ya han dicho o han escrito en forma de un conocimiento que no deja ver la parte inherente de ignorancia que los acompaña.  Fue entonces cuando comencé a obtener tranquilidad en la escuela, buenas notas, conocimientos y reconocimiento por parte de mis maestros. Hasta entonces, cuando me imponían hacer cosas que no podía hacer (memorizar sin comprender) para ellos/as solo era un vago, un lento, abocado a aprender cualquier oficio que me diese de comer a mi y a mi posible familia numerosa, en un humilde barrio de la periferia. 
Por experiencia propia creo que ese es el propio sentido de la educación, del éxito educativo y también del fracaso, a saber, exigir a personas aquello que les cuesta más trabajo, o no …

VIVIR DEPRISA, MORIR DESPACIO

Las estadísticas nos dicen: la población es cada vez más longeva, la esperanza de vida aumenta, disminuye la mortalidad infantil. Lo que no te dicen es que cada vez vivimos más para vivir en peores condiciones de vida: precarizados, empobrecidos, enfermos... solo hemos conseguido que la espera hacia el inevitable final se torne más lento y doloroso. "Vivir deprisa para morir despacio" es el reflejo de como este sistema a tomado el control total sobre la vida humana que la han convertido en mercancía rentable para alimentar el mantenimiento  del mismo, un sistema sin escrúpulos que para poder hacer su batalla contra las personas ha jugado con el lenguaje, lo han codificado, han convertido la vida humana en: medias, medianas, modas, %, ratios, etc.

EL MITO DE LA OBJETIVIDAD

La objetividad directamente se puede decir que no existe, ni si quiera en las ciencias. La objetividad es lo más parecido a una religión, se basa en la creencia de que las propiedades del observador no entran en las descripciones de sus observaciones. Si esto ocurre en las ciencias, mucho menos podemos hablar de objetividad de las observaciones cotidianas de las que formamos parte (observadores-observados). Jamás se puede reflejar estrictamente un pensamiento, por separado de los sentimientos. Los pensamientos están impregnados de lo que sientes y los sentimientos de lo que piensas, no puede ser de otra manera. Creer que puedes separar ambos es cuestión de religión, no de objetividad. A la ciencia y a las personas les iría mucho mejor si no se olvidasen de esto, aludiendo de forma conveniente e interesada al mito de la objetividad para tratar de manipular a las personas mediante la construcción de una realidad que nos define y de la que no somos participes de nuestra propia definició…